Cata + Tomás, Santiago (Chile)

 

Para cerrar 2016, no podía pedir algo mejor: un casamiento bien relajado (con una pareja muy buena onda), en Chile y a orillas del Pacífico. Y por si faltaba algo, desde el mediodía…

 

A Cata y Tomás los conocí a través de Diego (hermano de Tomás) y primero hablamos por Skype unos meses antes del casamiento (o debería decir “matrimonio”), y unas horas antes de la fiesta nos encontramos en Algarrobo, a unos 100km de Santiago, ultimando detalles para el gran día. Desde que me contaron lo que querían, no veía la hora de empezar y sabía que nos íbamos a entender muy bien: nada protocolar, relajado, sin posar y dejando que todo fluya (con un estilo hippie que iba perfecto para el lugar).

A la mañana arrancamos con los preparativos de Tomás y toda su familia, con todo muy descontracturado y alegre, fiel al estilo del novio. Al mediodía salimos para la Cofradía Náutica del Pacífico, donde él mismo recibió primero a todos los invitados que iban llegando de a poco. Un rato más tarde, la entrada de Cata, que llegó con su papá y se juntó a Tomás para quedar los dos bajo al árbol donde estaba preparada la ceremonia… el ambiente no podía ser mejor!! Muchas risas, miradas, algunas palabras y varios aplausos coronaron una serie de grandes momentos para empezar una tarde única.

Y después de comer, la fiesta, gran fiesta: baile griego (platos rotos incluidos), banda en vivo y un lindo descontrol en un marco inigualable que acompañó hasta la madrugada. No podía pedir más, gran manera de cerrar un año…

 

Felicitaciones Cata y Tomás!!! Muchas gracias a ustedes y toda su familia por la buena onda!!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload