Vero + Mono

Todos sabíamos la onda que iba a tener este casamiento… y no nos equivocamos. El Civil tenía que ser en Alberdi, no sólo porque Vero y Mono viven ahí sino porque gran parte de su historia juntos tiene que ver con esa zona de Rosario, con el río y el viento como protagonistas infaltables. 

Una semana después, los preparativos de Vero en su casa con mucha gente como a mi me gusta: familia, amigas, sobrino y hasta los perros de la familia, por supuesto. A pocas cuadras, Cristo Rey esperaba bajo la custodia de mi amigo y colega Daniel Pérez que me acompañaría en todo el casamiento(muchas gracias Dani!!). 

Para la fiesta fuimos a La Querencia, ambientado de manera impecable por Andrés Ficarra, que además tenía todo organizado hasta el mínimo detalle con varios días de anticipación. No faltó nada: food-truck para tragos, back para fotos (alfombra roja incluida, ojo con eso), lamparitas, flores, luces de led y un largo etcétera para que todo tuviese el estilo que Vero y Mono pensaron para la gran noche. De la fiesta no hace falta decir mucho: fue TODO. Nadie se guardó nada, ni las banderas del CAF, ni las máscaras, sombreros o camisas floreadas, sin mencionar el DJ en vivo. Simplemente una tremenda fiesta. Con la onda que sabíamos que iba a tener… y no nos equivocamos.

Felicidades Vero y Mono, muchas gracias por todo!!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PH Daniel Perez

 

 

 

 

PH Daniel Perez

 

 

 

PH Daniel Perez

 

PH Daniel Perez

PH Daniel Perez

 

 

Please reload